De Darwin, Museos y Evolución

darwin

La pasión por la ciencia fue lo que marcó la carrera de Charles Darwin; este es uno de los muchos mensajes que ofrece la exposición Darwin, apto para todas las especies, exhibida durante este verano, en el museo San Ildefonso.

Pero ¿Cómo es que este hombre llegó un día a afirmar que las especies cambian con el tiempo? ¿Quién era él antes de decirnos que los seres vivos sufren cambios para adaptarse?

La exposición te lleva por aquel camino que siguió Darwin antes y poco después de postular las teorías de la evolución y de la selección natural, que son sus aportaciones más trascendentales a la ciencia.

Comenzamos por el niño Darwin, a quien, como reconocidas de personalidades de gran genialidad, la escuela nomás no se le daba. De hecho, su padre le pronosticaba un vida marcada por el fracaso. Poco después conocemos al joven Darwin de 22 años, quien se embarcó durante 5 años en el navío Beagle, para explorar las costas de Sudamérica, y otras regiones del mundo. Fue este viaje, el que le dio las pautas para postular la teoría de la evolución y de la selección natural.

La exposición es muy rica en recursos y muy ilustrativa, cuenta con colecciones de insectos, algunos fósiles, reproducciones de esqueletos, cartas intimas, cartas a sus profesores y colegas, manuscritos, pocas animaciones, y actividades interactivas, hasta animales vivos y una reconstrucción de su estudio. Pero, esencialmente, la exposición esta montada alrededor de cartas y textos, por lo que, a pesar del ingenioso slogan “apto para todas las especies” recomiendo ir con disposición a leer punto por punto, y que los niños vayan acompañados por adultos para que estos les expliquen. Ya que todas estas cartas y textos son esenciales para conocer a los muchos Darwin, al Darwin apasionado desde niño, cuando coleccionaba escarabajos; al Darwin que sufría de mareos durante la travesía en el Beagle, pero que era inmensamente feliz mientras exploraba en Tierra; al Darwin temeroso de sus descubrimientos y del impacto que estos tendrían en la sociedad; y algunas más.

IMG_2557

La exposición cuenta con varios animales vivos, entre ellos 2 boas, una iguana y varios axolotes.

De manera adicional, la exposición dedica una sala a la biodiversidad de nuestro país, con el fin de crear conciencia sobre el compromiso que tenemos de conservarla y estudiarla.

Ya sea que tenga la oportunidad o no de visitar esta exposición, les recomiendo que chequen el sitio web de la exposición en la pagina del museo: http://www.sanildefonso.org.mx/expos/darwin/index.html

Especialmente, chequen la línea del tiempo que ahí encontraran, la cual retrata de manera resumida la vida del científico inglés.

¿Y a que viene todo esto?

La importancia de la exposición viene, evidentemente de la relevancia de las aportaciones de Darwin, que son los pilares de la biología contemporánea, pero también hace eco en el compromiso ético que tenemos como habitantes del planeta, conservar su biodiversidad, sin embargo, también trae a colación el conflicto que representó la aceptación de las aportaciones de este científico, por meras cuestiones religiosas.

Por increíble que parezca, a más de 200 años de su nacimiento y a más de150 años, que Darwin publicó sus descubrimientos, dicho conflicto perdura hasta nuestros días, y a pesar de los argumentos se han ido reformando, francamente estamos hablando de la misma gata pero revolcada. A continuación de un muy breve resumen de la dinámica seguida.

En tiempos de Darwin, el creacionismo (referente al pasaje bíblico de la creación), era la teoría aceptada para explicar el origen tanto de la vida, como el de la especies y por supuesto, el del hombre. Dicha teoría, además de considerar a dios, como el creador de todo el universo, asumía que el cambio no existía y que las especies se conservaban inmutables desde su creación. Adicionalmente, el creacionismo se apoyaba en la teoría catastrofista, la cual explicaba que la extinción de los animales se debía a catástrofes naturales, y la perdida de dichas especies era compensada con nuevas creaciones divinas.

Si bien, algunos científicos, como Lamarck o el mismo abuelo de Darwin, ya habían considerado la posibilidad de el cambio en los animales a través del tiempo, no fue hasta que Charles Darwin presentó evidencia de la evolución y de la selección natural, que la idea de un cambio, tanto de los animales como del hombre a través del tiempo, comenzó a tomarse en serio.

Lo que Darwin señaló, es que en todas las especies, la población son susceptibles a presentar cambios al azar (no por intervención divina, sino mero azar), en ciertos casos, dichos cambios les dan ciertas ventajas a algunos individuos en cuanto a reproducción y supervivencia se refiere. Este proceso fue denominado por Darwin como selección natural. Y es la acumulación de estas pequeñas variaciones a través del tiempo lo que da origen a la aparición de nuevas especies y por ende, a la evolución (o transmutación, como Darwin lo llamaba).

A pesar de la fuerte resistencia que la sociedad mostró para aceptar la teoría de la evolución frente al creacionismo, la evidencia científica comenzó a ir en aumento, y la llegada de era de la genética no hizo mas que confirmarla.

Si bien, ante este panorama, la Iglesia Católica ha optado por delimitar la validez del relato de la creación al ámbito únicamente metafísico, (A la resolución de las preguntas: ¿Por qué estamos aquí? ¿De donde viene la vida? ¿Qué o quien dio origen a todo? Entre otras), algunas personas optaron por parchar y reformar el creacionismo, lo cual dio lugar a teorías como; el diseño inteligente, la evolución teísta, el creacionismo evolutivo, entre otras.

Básicamente, en todas ellas lo que se hizo fue un collage entre la teoría del creacionismo, de la evolución (sin la selección natural, ya que ninguna acepta que los cambios se hayan dado al azar), y una que otra inventiva. Por ejemplo, la teoría del diseño inteligente, postula que una inteligencia desconocida (o diseñador) es el responsable del orden, el propósito y el diseño de la naturaleza, y que es este diseñador quien determina los cambios que sufren las especies a través del tiempo para que sean adaptables y funcionales.

intellgient by comte

Caricatura sobre la teoría del “Diseño Inteligente”

Así que, actualmente la pugna radica en ¿cuál es la validez científica que estas teorías ameritan? mientras muchos científicas e instituciones científicas las tildan de pseudociencia, ya que los argumentos no están respaldados con evidencia, las personas adeptas señalan que tiene la misma validez que la evolución y la selección natural, y debería presentarse e impartirse en las escuelas, como una teoría científica más.

Yo pienso que lo mas adecuado es, tal como lo hizo la iglesia, es limitar el terreno de todas estas teorías al campo teológico, pero como en todo, antes de tomar alguna postura es indispensable contar con la mayor cantidad de información posible. ¿o que piensas?

 

H Macías

 

Referencias:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s